camiseta real madrid 2020 2021

camiseta real madrid 2020 2021

Se convirtió en el cuarto máximo goleador del club en la Liga con 164 goles, igualando la cifra obtenida por Hugo Sánchez. 40 goles, superando el récord histórico de Hugo Sánchez y Telmo Zarra de 38 en una temporada de Liga. Terminó la temporada con 53 goles en 54 partidos en toda competición, récord que compartió junto al argentino Lionel Messi. 118 goles en 292 partidos. Con ese gol —número 47 en su registro particular en la competición— se convirtió en el portugués con más goles en la Copa de Europa, camisetas futbol superando al mítico Eusébio. 7 de octubre cuando en Liga le marcó un doblete a los catalanes para superar ahora sí el registro del sudamericano y anotar por sexto clásico seguido, camiseta madrid 2022 algo que nadie nunca había hecho antes. En la final del torneo, anotó un triplete al Kashima Antlers para la victoria por 4 a 2, que lo llevó a finalizar como el máximo goleador del torneo y como el mejor jugador. Dos meses después de ganar el torneo sub-21 de Tolón, debutó con la selección absoluta en un amistoso contra la selección kazaja disputado el 20 de agosto en el Estádio Municipal de Chaves. Tras los diez partidos correspondientes, la selección portuguesa finalizó en segundo lugar obligado a jugar la eliminatoria de repesca.

50 goles en 53 partidos, convirtiéndose en el jugador del Real Madrid C. F. que menos partidos necesitó para llegar a dicha cifra. Sin embargo, el portugués logró un nuevo tanto en los últimos minutos del encuentro. Su debut en un encuentro oficial se produjo en el partido celebrado el 12 de junio en la Eurocopa 2004 realizada en Portugal. El 12 de marzo, marcó su primer hat-trick con la Vecchia Signora, en la vuelta de octavos de final frente al Atlético de Madrid, real madrid camiseta 2022 remontando el 2-0 en contra que había ocurrido en el partido de ida. VV.AA.: Cien años del Real Madrid, Vol. Esta sería la temporada que Ronaldo se consagraría como el máximo goleador histórico del Real Madrid, primero en la Liga y luego en todas las competencias. Bota de Plata del torneo al anotar tres goles y dar tres asistencias. En la eliminatoria, el portugués anotó tres goles vitales para la clasificación —por tercera vez consecutiva— del cuadro blanco a las semifinales del torneo.

Este movimiento fue en honor del presidente de la Federación Portuguesa de Fútbol Carlos Silva, que había muerto dos días antes. Juan Carlos Pasamontes (2003). Todos los jefes de la casa blanca. Para la siguiente gran cita, el seleccionador portugués Carlos Queiroz convocó a Cristiano para jugar en la Copa Mundial de Fútbol de 2010, celebrada en Sudáfrica. Su rendimiento no decayó, y en el invierno ganó la Copa Mundial de Clubes 2008, siendo nombrado como el segundo mejor jugador del torneo, por detrás de su compañero Wayne Rooney. Este estaba caracterizado por ser el equipo que servía de plataforma de ascenso entre las categorías inferiores y los equipos profesionales del Real Madrid. El ’14’, que sólo ha vestido la chamarra blanca en su trayectoria como futbolista, también consiguió durante su estancia en Chamartín dos triunfos con la selección nacional, aunque todos ellos en categorías inferiores. En cuartos de final —donde se enfrentó a la selección de República Checa— Cristiano volvió a transformarse en héroe al marcar el único gol del encuentro.

El gol fue posteriormente galardonado con el Premio Puskás al mejor gol del año. Por sexto año consecutivo, acabó la temporada anotando más de 50 goles. Para la temporada 2015-16, Ancelotti acabaría destituido de su cargo al no conseguir los objetivos, y sería sustituido por Rafa Benítez. Concluyó su temporada siendo galardonado por la Asociación de Futbolistas Profesionales con los premios a «Jugador del año» y «Jugador joven del año». Durante su temporada 2014-15, Ronaldo estableció una nueva marca personal al anotar 61 goles en todas las competencias, además de lograr su mejor arranque goleador en liga, con 15 goles en los primeros ocho encuentros. El 3 de marzo, alcanzó los 300 goles en Liga luego de 286 partidos, haciéndolo el jugador más rápido en lograr dicha marca y solo el segundo jugador en hacerlo después de Messi. El 12 de septiembre anotó cinco goles al Espanyol, superando la marca de Raul con 230 goles en Liga.